EL TÍO DE LA RED

El Tio January 13, 2022

A cada cosa hay que llamarla por su nombre, por lo tanto, al que se dedica a enredarlo todo le debemos llamar el tío de la red. También podríamos haber hecho uso de su nombre original Romano. Los romanos lo llamaban “Retiarius” es decir, personaje que utilizaba la red.

El más famoso de ellos, los recordaremos por haberlos vistos en las películas de los circos romanos, era uno que salía equipado con un tridente enorme, es decir una lanza de tres puntas, exactamente como vemos en las estatuas de Neptuno, y una red. Este retiarius, normalmente era un tipo entrenado y pagado a sueldo por el que gestionaba el circo que, dicho sea de paso, a la plebe les encantaba. De ahí viene el dicho “pan y circo”. Luego llegó el dicho de ¡dame pan y dime tonto! Pero eso ya eran otros López que llegó mucho más tarde.

Al retiarius le echaban al desgraciado de turno, que hubiese preferido mil veces no formar parte de esta desgeneración, una víctima capturada en alguna batalla para mayor gloria de los burgueses de esa época, es decir, los capitalistas de siempre. El pobre quizás llevara muchos días en una celda húmeda sin poder descansar, pensando lo que le esperaba y altamente desnutrido y se esperaba que se enfrentara al tío del tridente, bien nutrido y mejor pagado y preparado que, antes de salir al ruedo, posiblemente se había comido una patita de cordero a la brasa.

Es decir, que mientras que uno llevaba las tripas llenas de alimento, el otro tenía tanta hambre que hasta las margaritas les parecían huevos fritos.

La víctima no tenía ni chance. El retiarius le echaba la red encima y una vez inutilizado y humillado lo remataba con el tridente para deleite del Cesar y la muchedumbre.

Pero esto siempre ha sido así con retiarius o sin él durante toda la historia y si te rebelaba, te encarcelaban por rebelde y luego te ahorcaban públicamente. Hoy en día el retiarius ya no lleva ni red ni tridente y tiene una preparación universitaria pagada por ti y por mí, pero sigue enredándola lo mismo con tal de llegar a No6. Su enredo consta en tergiversar los hechos, desinformación y mentiras a cal y canto. Posiblemente el retiarius de hoy en día se la da de buenos pelos, aunque su mechón rebelde no ha sido capaz de controlárselo ni su tía abuela que ya es decir porque la señora tenía unos modelos de aúpa.

 

  

 SHARE THIS STORY

DUPLICITOUS

Staff January 13, 2022